Investigación y Presupuestos Generales del Estado

El 17 de octubre, aniversario de la muerte de Ramón y Cajal, uno de nuestros científicos y científicas más reconocido, el colectivo Carta por la Ciencia, formado por la CRUE, COSCE, CCOO, UGT, Federación de Jóvenes Investigadores e Investigación Digna, convocó acciones para reivindicar el papel de la Ciencia en el futuro y el bienestar de nuestro país y de la humanidad en general, con el lema “Con ciencia hay futuro”.

Este día concluyó la campaña de movilizaciones puesta en marcha a nivel europeo por colectivos y sindicatos de científicos y científicas, universitarios y universitarias y estudiantes de toda Europa. La campaña de denuncia contra las políticas de austeridad que estrangulan los sistemas de investigación, se iniciaron conjuntamente, el pasado día 26 de septiembre con marchas y movilizaciones en Francia, Italia y España.

La presentación en estos días de unos Presupuestos Generales del Estado, que ahondan aún más en el coma a que se ha llevado al sistema público de investigación y universitario, refuerza la necesidad de una movilización masiva de todos los colectivos afectados y de una sociedad que ve como sin ciencia no hay un futuro sólido y sostenible.

Como denuncia el Colectivo Carta por la Ciencia, el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el 2015 del Partido Popular, en Ciencia, en I+D, son los presupuestos de la consolidación de la miseria, de la consolidación del nulo interés que este Gobierno tiene por la I+D. A pesar de las declaraciones del presidente de Gobierno asegurando que la I+D era una prioridad para una salida firme de la crisis y que la inversión en I+D sería palpable en los PGE, el PP vuelve a incumplir sistemáticamente sus promesas. Porque la realidad es que, como denuncia el Colectivo, en los PGE para 2015 las subvenciones para la I+D caen con respecto al 2014. Que un año más lo que se incrementa es la partida destinada a préstamos y en particular los destinados a gasto militar. Que, sin embargo, la práctica totalidad de los OPIs ven congelado o disminuido su presupuesto. Que un año más la convocatoria de proyectos de investigación de 2015 dependerá de la concesión de un crédito extraordinario por parte del Consejo de Ministros. Que España está siendo expulsada de los Comités Científicos Internacionales por el impago de las cuotas internacionales de unos pocos miles de euros. Que el gran avance de estos presupuestos es que en 2015 “sólo” se perderán la mitad de los puestos vacantes en Investigación gracias a una tasa de reposición del 50%. Mitad que hay que sumar al más del 90% de las vacantes perdidas en los tres años anteriores. Y mientras tanto nuestros científicos y especialmente los más jóvenes, deben buscar su futuro en el exterior.

Pero estos recortes escandalosos también los está aplicando el PP a la educación superior. El recorte de más 1.500 millones de euros en los presupuestos de las universidades públicas en los cuatro últimos años que han llevado a la pérdida de 8.000 empleos entre personal docente (más de 5.500) y personal de administración y servicios desde enero de 2012. Esta parece ser la apuesta por la Investigación de nuestro gobierno.

Además las consecuencias de estas políticas de austeridad y recortes, que se vienen impulsando desde el BCE y las instituciones europeas, aprobadas y aplicadas por nuestro gobierno, están impulsando una orientación progresiva de la investigación que prima la comercialización de sus resultados, sometida cada vez más a los intereses de los grandes grupos industriales y de presión. Un abandono de la implicación social de la ciencia, de su carácter crítico ante la realidad y los poderes establecidos, una pérdida de la libertad de investigación y de su enfoque hacia los grandes problemas de la humanidad, orientada hacia una sociedad abierta y sostenible. Una pérdida de la autonomía de los grandes organismos de investigación (CNRS, CNR, CSIC etc.) y de las universidades sometidos a una gestión tecnocrática, en que los elementos de participación y de representación pierden su peso y capacidad de orientación.

Nuestro país está experimentando no sólo un descenso acelerado de sus presupuestos públicos de investigación, sino una creciente precarización de los empleos y un incremento muy peligroso de las edades medias de los trabajadores y trabajadoras estables, ante la falta de convocatorias de nuevos puestos de trabajo y la edad cada vez más tardía de jubilación, un resultado más de las “reformas” neoliberales.

Los trabajadores y trabajadoras de la investigación y de la universidad, desde diferentes movimientos, como Carta por la Ciencia y Marea Roja España, y con el respaldo de sus sindicatos han comenzado una campaña de movilizaciones, iniciada en Francia en junio pasado con la reunión de los más de 600 miembros del Comité nacional de la investigación científica y continuada luego en Italia, España, Grecia y Portugal.

En este contexto se han puesto en marchas diversas movilizaciones que respaldan las reivindicaciones de los trabajadores y trabajadoras científicos. Los objetivos comunes reivindicados con todas estas acciones son claros, como manifiesta el colectivo: Recuperar el papel central de la investigación científica como seña de identidad y garantía de futuro de una sociedad europea abierta, sostenible y solidaria. Exigiendo un incremento plurianual y estable de la financiación pública que se asegure la sostenibilidad de los sistemas nacionales de investigación, de acuerdo con los objetivos de la Declaración de Lisboa. Un incremento sostenido de los puestos de trabajo que garantice el rejuvenecimiento de las plantillas. El desarrollo de las carreras profesionales y el reconocimiento de las especificidades de las tareas de investigación dentro y fuera del sector público. Una reducción de las políticas de precariedad que impiden la consolidación de los equipos de trabajo. Así como una recuperación de la democracia interna y del respeto a los derechos de participación de los trabajadores y las trabajadoras de la investigación en todas las instancias de gobierno de sus instituciones.

Anuncios

Acerca de Enrique Javier Díez Gutiérrez

Profesor de la Universidad de León (España). Autor de publicaciones sobre Educación Intercultural, Política Educativa, Videojuegos, Género, Cultura organizativa y Organización Educativa.

Publicado el 18 enero, 2015 en Educación Pública y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: